Corre la bola: tengo un rumor

Nicmer N. Evans
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans
Sí, te tengo un rumor, córrelo por las redes sociales y por tu pin: Existe un triunfo indudable de la revolución bolivariana y socialista, es el de la organización social y política, que en nuestro país poco existía, y respondía a grupos de interés de la mal llamada “sociedad civil”, Organizaciones No Gubernamentales (ONG´s) que tenían como fin privatizar la organización social, con fines de lucro y se formaban para responder a intereses corporativos que le hicieron, y aún hacen mucho daño a nuestra sociedad y nuestra economía.
Te tengo otro rumor mejor: El saldo organizativo de la revolución bolivariana y socialista no debe desmayar, ya que es el verdadero “Comando Antigolpes” que ha anunciado el Presidente Chávez. Desde los Círculos Bolivarianos hasta los Consejos Comunales y Las Comunas, pasando por las Mesas Técnicas de Agua, los Comité de Tierra Urbanos y Rurales (CTU y CTR), Mesas de Energía, Comités de Salud, etc. estas formas de organización le generar terror a la oligarquía, porque a diferencia de sus “asociaciones”, éstas están llenas de pueblo llano, con el único interés del bien colectivo y no individual o corporativo, están armados: de amor.
Pon en tu pin que: Es fundamental que la democracia participativa y protagónica siga avanzando, ya que es la única garantía para la continuidad de la revolución. El marco jurídico está servido, ya que la incorporación en las leyes del Poder Popular de un  concepto como el Estado Comunal, más el concepto que se desarrolla de Socialismo, permite blindar la acción organizativa de una revolución pacífica pero armada, armada de herramientas para continuar la gesta neoindependentista que ha iniciado el Presidente Chávez.
El último mensaje de mi mejor fuente dice que:Este nivel de organización y protagonismo social no tiene marcha atrás, eso es lo que no han comprendido ni podrán comprender tanto los opositores como los que a lo interno del proceso pretenden paralizar todo; ya que el líder esta enfermo. El que se paraliza por la enfermedad de Chávez es definitivamente un 5ta columna, que secunda las voces agoreras sobre la posible muerte del Presidente y así pretenden enterrar al pueblo mismo.
Por el Twitter el ministro paralelo de información, MentiRanda, en sus ronrones dice que: Chávez y el pueblo nunca mueren, no porque sean eternos o inmortales, sino porque todos los días se reinventan, se reconstruyen, y su legado va más allá de una existencia física o material.
Pásalo, el médico MarMina especialista en pulmones que sabe mucho de cáncer dice que: El Estado Comunal, aquel que debe aún coexistir con el Estado Liberal Burgués, que permite la libertad de que el pueblo opte por una alternativa distinta a la impuesta por siglos, apenas empieza a prender como forma de organización, pero ya es irreversible su existencia, incluso para aquellos que dentro del chavismo claman por un capitalismo de Estado, y que enquistados en nuestras industrias básicas, pretenden sustituir a la burguesía capitalista por un burguesía “socialista” y burocrática.
Me lo dijo un General: El viejo Estado, con sus viejas formas, rechaza y neutraliza aún al Poder Popular, y es labor de los sectores más avanzados del Poder Popular que constituye el Estado Comunal, formar y capacitar cada día más a quienes se han transformado en uno y millones de Chávez, ese Chávez que hará campaña en cada esquina, cada rincón, cada caserío de Venezuela.  Ese Chávez hecho Poder Popular, ese Chávez hecho Estado Comunal, que ganará las elecciones del 7 de octubre y las del 2019, las del 2025 y más. Porque mientras la oposición ataca y desea la muerte de “Chávez hombre”, no comprenden que “Chávez pueblo” no dejará de existir mientras haya un Frente, Consejo Comunal, CTU o Círculo organizado.
Mi primo, que es primo del primo del amigo del edecán de Chávez me dijo que: Existe dentro de la revolución, sectores que sueñan con la muerte de “Chávez hombre”  para poder disfrutar en vida lo que han robado, y los que luchan todos los días por desconocer al “Chávez pueblo”, señalando al pueblo organizado de corrupto, sin capacidad de administración de recursos, pero no hacen nada por formarlo y capacitarlo para mejorar los procesos administrativos de los Consejos Comunal, ya que su único interés es el de constituir una nueva casta, una oligarquía burocrática, con los privilegios de no ser dueños de los medios de producción, sino de administrarlos para sacar plusvalía sin depreciación de su capital personal.
Ahora si, el mismo Chávez me confesó que: El Poder Popular, en este momento político determinante debe sin duda, acelerar su proceso de madurez, y hacer que “Chávez hombre” cada día sea más “Chávez pueblo”, y así no habrá chismes, rumores ni bolas que valgan.

La ignorancia de la “no confrontación” y “La Ley de Misiones”

Nicmer N. Evans
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans

Según Chantal Mouffe, politóloga belga, de amplia trayectoria y reconocimiento mundial por sus aportes a la democracia radical y autora de “En torno a lo político” (2005):

…la creencia en la posibilidad de un consenso racional universal ha colocado al pensamiento democrático en el camino equivocado. En lugar de intentar diseñar instituciones que, mediante procedimientos supuestamente “imparciales”, reconciliarían todos los intereses y valores en conflicto, la tarea de los teóricos y políticos democráticos debería consistir en promover la creación de una esfera pública vibrante de lucha “agonista”, donde puedan confrontarse diferentes proyectos políticos hegemónicos. Ésta es, desde mi punto de vista, la condición sine qua non para un ejercicio efectivo de la democracia. En la actualidad se escucha con frecuencia hablar de “diálogo” y “deliberación”, pero ¿cuál es el significado de tales palabras en el campo político, si no hay una opción real disponible, y si los participantes de la discusión no pueden decidir entre alternativas claramente diferenciadas?

Esta cita la refiero por dos aspectos vinculados al discurso del candidato de la oposición, el gobernador Capriles:

La tesis de la “no confrontación” del candidato opositor fue efectiva para las   primarias de la MUD, pero la extensión de esta tesis es una evidente torpeza política y demuestra la ignorancia de sus asesores en cuanto a la esencia de lo político, en especial en una sociedad ampliamente politizada y con un extraordinario nivel de conciencia político como en Venezuela. Es sin duda esta estrategia de campaña, la garantía más rotunda de su fracaso, ya que confunde burdamente la “confrontación” con la ofensa, y piensan que la no utilización de un discurso encendido y apasionada tiene una favorable repercusión en la opinión pública. Sin duda esto pasa, pero en un sector opinático de clase media con muy poca incidencia electoral, por ello la traducción en votos de su estratégica es incluso contraria, perdiendo un porcentaje importante de su votación dura oposicionista, expresada en las primarias en los votos de los otros precandidatos.

  1. La aparente indefinición ideológica, que no muestra claramente una   confrontación de dos formas hegemónicas, y la falta de argumentación seria sobre la tesis del “progreso” muy propio del partido demócrata de los EUA, empuja a apelar argumentativamente a propuestas tales como la “Ley de Misiones”, queriendo ser más chavistas que Chávez,  pero ignorando el hecho de que las “Misiones” ya son Ley desde el2008 a través de La Ley Orgánica de la Administración Pública, cosa que pone en evidencia al candidato en cuanto a su intención de manipular o muestra una gran ignorancia en cuanto al marco jurídico vigente.

La tesis de la no confrontación, muy unida a los argumentos de los “manos blancas” que pretendían aplicar toda una estratégica de desestabilización a partir de elementos éticos propios de la despolitización, típica de la concepción liberal de la política, lo que busca fundamentalmente es desconectar a la sociedad de la historia, de los referentes del pasado inmediato y asumir posturas de victimización, que está comprobado, no dan resultado en proceso electorales donde el otro, tiene un proyecto político claro y posicionado, un candidato con un carisma y un liderazgo único en su especie, y un  pueblo que demanda transparencia en el discurso político.

En síntesis, ¿qué sentido tiene votar por una copia discursiva, cuando la política según Mouffe es poder decidir entre alternativas claramente diferenciadas?

Capriles es el anticandidato de la despolitización liberal burguesa amparado en la tesis de la no confrontación, que niega los principios más básicos de la política contemporánea, asumiendo que el elector venezolano es ignorante, y sin comprender que su discurso, al final, no convence ni a propios ni ajenos, lo que producirá un resultado (como hasta ahora) irreversible, y convertirá a Capriles en el responsable de la desaparición definitiva de una oposición mediocre y en decadencia, que esperamos por la salud de nuestra democracia, permita la génesis de una oposición más racional, que dé un verdadero debate sobre el futuro de nuestro país.

¿La Cumbre pro castrista?

Nicmer N. Evans
@NicmerEvans
evansnicmer.blogspot.com

No tengo dudas al afirmar que la VI Cumbre de “Las Américas” ha sido junto a la Cumbrede Quebec el más rotundo fracaso de las políticas imperiales de los EUA, y en el caso de Cartagena, la frustración más grande del anticastrismo miamero, quienes deben ver en la contundente postura de todos los países latinoamericanos (incluso Colombia, a pesar de su gobierno) la necesaria incorporación de Cuba a dicho encuentro.

Es importante refrescar la memoria en cuanto a esta Cumbre, mal llamada de “Las Américas”, ya que América es un solo continente, aunque la política colonia de los EUA definitivamente divide, fragmenta y pretende sobre esta circunstancia dominar lo que ellos denominan su “patio trasero”. Esta Cumbre nace con un solo objetivo, ser el espacio promovido por la OEA para aprovechar la debilidad producto de la disolución del Bloque Soviético y “el fin de la historia” para imponer un Tratado de Libre Comercio entre EUA y América Latina, que condenara definitivamente a nuestros pueblos a la postración económica ante el sistema Norte Americano (EUA y Canadá).

Sin embargo, con el tiempo, y después de la digna postura del Presidente Chávez en Quebec, donde ante la inminente concreción del Tratado, fue la única voz discordante, esto permitió impulsar un proceso vertiginoso que condujo al fracaso del ALCA y al inicio de un despertar de los pueblos latinos en cuanto a su soberanía, capacidad de autodeterminación y autonomía.

LA Cumbre de Cartagena, convertida en un espacio de odas al presidente Obama, por parte de un gobierno entregado como el de Santos, y un pueblo altamente alienado ante el “american sweet dreams”, terminó siendo un escenario de los colombianos para el divertimento de la delegación gringa,  al punto que; parte de los escoltas de Obama fueron expulsados del país, no por el caso de prostitución del que fueron protagonistas, si no, porque no pagaron la fiesta organizada, mientras Hillary tomaba cerveza en un local bogotano llamado Habava; ¡que ironía!

El resultado fue: Santos terminó de amarrar su TLC con EUA, mientrasLa Cumbre, censurada por los “gobiernos más demócratas del continente” se realizó a puerta cerrada, y allí, se excluyó el tema de Cuba y su incorporación como exigencia de todos los países americanos menos EUA y Canadá, además de mancillar el honor del pueblo argentino al dejar de lado, incluso como tema dentro del discurso de instalación de Santos; Las Malvinas y la soberanía, no sólo Argentina sino Latinoamericana sobre estas tierras.

Pero el gobierno colombiano pretende haber obtenido otra ganancia, un foro de empresarios donde se lograron interesantes negocios, totalmente desconectados de los intereses centrales de la Cumbre y de los pueblos Latinoamericanos y del Caribe.

En esta Cumbre hubo un verdadero ganador, y dos grandes perdedores. El verdadero ganador fue el pueblo latinoamericano representado porLa ALBA y La CELAC, quienes han demostrado su postura de dignidad y cada vez clarifican más que su camino está trazado sobre su unidad y no su sumisión, y el perdedor fue el gobierno de Colombia, que cree haber tenido éxito con su TLC, que sabemos generará la más grande pobreza de su pueblo y un foro empresarial que no condujo sino a más privatización de las acciones gubernamentales colombiana. Y el otro perdedor: EUA, que a través de Obama, lo único que se lleva es la certeza de la entrega de Colombia como una nueva estrella de su bandera, y un pueblo latinoamericano que de pie le ratificó que no se cala más sus imposiciones y arbitrariedades.

CONCIENCIA DEL MOMENTO HISTÓRICO: PRIMERA URGENCIA

Por, Martín Guédez

Si algo faltaba por aclarar el líder Comandante Chávez lo puso al sol del mediodía. Tenemos tiempo llamando a las y los compatriotas a fortalecer la unión en el marco de una profunda claridad ideológica de cara a la conspiración brutal a la que estamos sometidos. Vencer –no teniendo otra opción- requiere de claro sentido del momento histórico, de identificación precisa del enemigo, así como de sus planes estratégicos y movimientos tácticos. No estamos en un proceso electoral meramente caracterizado por la confrontación de dos productos de consumo. Hacia allá conduce el proceso electoral burgués llenándolo de frivolidades como si se tratara de elegir entre unos zapatos o un celular.

La plutocracia no desecha ningún movimiento táctico o ninguna línea estratégica. Merodean por todos los escenarios mostrándose de una u otra manera según lo aconseje su único objetivo: liquidar a Chávez y con él al proceso revolucionario bolivariano. Movilizan sus mejores fichas en todos los sentidos. De este modo algunos factores se muestran “demócratas” y respetuosos del marco jurídico. Otros se afirman en la guerra psicológica y el saboteo a la gestión de gobierno en tanto otros grupos se encaminan hacia la agresión violenta. Son todos lo mismo. No es cierto que unos sean demócratas y otros radicales violentos. Son roles que juegan –según les convenga- en una u otra circunstancia. Veamos:

En estos días, en la Asamblea Nacional, debatiendo los acontecimientos del 11-A se mostraron tal como son. Ninguno reconoce su participación y los más abiertos hablan de paz y olvido. Es la misma clase burguesa que al terminar el golpe de estado del 11-A le dieron una patada a la “mesa de diálogo”, protagonizaron los cruentos acontecimientos del “julio caliente”, el “agosto rojo”, el “septiembre negro, la Plaza Altamira en octubre, el miserable montaje de los asesinados por Gouveia el 6 de diciembre acompañado del vulgar y macabro montaje –desde Globovisión- de un vídeo que mostraba a alcalde Freddy Bernal entregando las armas mortales al asesino, los 64 días del sabotaje criminal petrolero, la campaña de las firmas para el revocatorio, los paramilitares en la hacienda Daktari, la declaración de “fraude” al término del proceso eleccionario “revocatorio”, etc., etc., no es necesario seguir, ¡Han sido y son los mismos! Si tuvieran que cambiar por conveniencia a su candidato actual lo harían sin ningún escrúpulo, incluso lo asesinarían si eso fuera ventajoso al único objetivo.

Movilizan tras su único objetivo todas las fichas a su disposición ¡Todas! Viajan a Colombia a recibir instrucciones con el mayor cinismo. Crean un frente (FEUDAIV) internacional contra Chávez. Activan el frente con sus más connotados personajes: Alvaro Uribe (promotor principal del frente), José María Aznar, Adolfo Suárez, Carlos Alberto Montaner, Roger Noriega, Fernando Londoño, etc., etc. El pasado 27 de enero de 2012, el jefe máximo de la trama: El gobierno de los Estado Unidos, produjo un informe de 30 páginas en el cual se le telegrafían claramente a la “oposición” venezolana las líneas de acción según el escenario. Veamos:

a) Inicialmente hacer prevalecer las formas de lucha pacíficas en el ámbito electoral empleando los canales institucionales, con casos de violencia “oficialista”
b) En forma progresiva adelantar lo anterior con movilizaciones de calle provocando a la seguridad del Estado con acento especial en la Guardia Nacional Bolivariana. Provocarla hasta conducirla a actos violentos que serían ampliamente difundidos al país y al mundo con el apoyo de los medios.
c) Adelantar formas de lucha armada como justificación ante la represión del régimen y como forma, ampliamente posicionada en los medios, de “obligada autodefensa” de la sociedad civil.

Movimientos tácticos para el desarrollo de este plan:
i) Agitación utilizando al llamado “movimiento estudiantil”
ii) Generación de un contexto de caos con máxima movilización social: marchas, tomas, trancas, paros
iii) Infiltrar personal violento en las movilizaciones, en las comunidades, en los gremios, participando en acciones directas.
iv) Apoyos indirectos al plan: a) Numerosas averías y apagones en el sistema eléctrico nacional, b) Maniobras especulativas con el desabastecimiento de alimentos, c) Hechos de violencia (atracos, secuestros, etc.) apoyados en grupos de irregulares, d) Contaminación ambiental y saboteo al servicio de agua potable, d) los medios de difusión de encargarán de convertir hechos aislados en fenómenos generalizados en la percepción del ciudadano.

En este paisaje político donde se dan la mano armónicamente desde el “triunfo electoral” hasta el magnicidio las y los revolucionarios, quienes estamos persuadidos de que la batalla se dará en la mente y será un asunto de conciencia estamos obligados a profundizar la calidad de la gestión pero apoyada en una indeclinable y urgente siembra de conciencia del Deber Social. Vacilar es perdernos. Ha llegado la hora del protagonismo radical y consciente del movimiento obrero, de los campesinos, de los estudiantes, de todas y todos a los que nos duele la humanidad. Tenemos que evitar al cualquier precio un nuevo Gólgota, un San Pedro Alejandrino o un nuevo 11 de abril. Conscientes del desafío venceremos. La razón es nuestra, el amor y la pasión revolucionaria son nuestras. Ellos disponen de la fuerza pero jamás de la razón.

¡CHÁVEZ ES REVOLUCIÓN!
¡CHÁVEZ ES SOCIALISMO!
¡VENCEREMOS!

El cáncer

Nicmer N. Evans
nicmerevans@gmail.com
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans

Una acción política no necesariamente es un cálculo político, el Presidente Chávez pidiendo un milagro para su salvación (8-04-2012, en cadena nacional) se puede definir como una acción política conciente, pero extraordinariamente sincera y espontánea, imposible de considerar un cálculo político premeditado como deben ser los movimientos de piezas en el ajedrez, lo que nos convoca a una profunda reflexión dentro de la revolución bolivariana y socialista.

Chávez dividió la cultura política y democrática venezolana en dos, antes y después de él, y es parte de la historia viva de la transformación política, social y económico de muestro país. Pero como he dicho en anteriores oportunidades, la salud de la revolución y del socialismo bolivariano no puede ni debe depender de la salud del Presidente; esto aún cuando suena duro debe ser una premisa fundamental para la trascendencia del pensamiento chavista y del chavismo en si mismo.

Creo que estamos viviendo el momento más grave de la revolución, ni siquiera el golpe de Abril del 2002 ha sido tan determinante para el destino político del país como la enfermedad del presidente Chávez, en especial porque como él mismo dice: “… todavía me quedan cosas para hacer para este pueblo y esta patria. No me lleves todavía. Dame tu cruz, dame tus espinas, dame tu sangre, que yo estoy dispuesto a llevarla, pero con vida Cristo, el Señor. Amén.” (5-04-2012)

Ante esta cruda petición, y esa devoción de sacrificio, creo importante definir lo siguiente:

Nuestro país fue un pueblo dormido que despertó, un pueblo manipulado que insurgió, y el Presidente Chávez lo ha conducido a ese, su inevitable destino.
Efectivamente quedan muchas cosas por hacer, pero ese pueblo que ha insurgido, está dispuesto a consagrar el objetivo que él mismo se ha planteado cumplir: la liberación de los oprimidos, así como Jesús se lo planteó; y él Presidente debe tener la seguridad que gracias a él éste planteamiento trascenderá la vida de todos los que hoy escribimos esta historia.
La salud del Presidente es un asunto de importancia nacional e internacional, pero tiene en su pueblo chavista, su partido y su familia, la atención suprema apostada en la fe de su recuperación.

Sin embargo, en el proceso revolucionario, rumbo al socialismo quedan tareas pendientes que son impostergables para consagrar esta trascendencia. El amor sincero que el pueblo venezolano profesa al Presidente y líder Chávez, más allá de los sectores que por conveniencia lo adulan, idolatran y endiosan, conduce a una serie de tareas que él mismo Presidente Chávez pudiera acelerar con el fin de facilitar su proceso de recuperación.

Depurar su entorno de algunos “alacranes” (Muller Rojas mediante) que aún existen.
Desarrollar aún más la capacidad de delegar y confiar en verdaderos cuadros políticos.
La aceleración de una verdadera escuela de cuadros políticos del proceso revolucionario, que garantice relevos generacionales que vayan más allá de la cercanía o no con el líder.
La consagración del GPP y clara definición de su rol histórico.
Horizontalización y democratización de los procesos decisionales en el PSUV (a través, por ejemplo; de la consolidación de las elecciones por la base como método permanente).
Definición de un claro esquema de alternabilidad dentro de los cargos políticos y públicos desde los de más altos niveles hasta los de iniciación en estos espacios.
La clara definición del equipo de alto gobierno, más allá de los cargos ministeriales, etc.
Definición de una estrategia clara para la transformación de La Administración Pública.

Los niveles de ansiedad e incertidumbre política que se viven a lo interno del proceso revolucionario, requieren medidas que permitan relajar esta condición palpable, antes que se aceleren procesos que afecten el buen desarrollo de un proceso de victoria para el 7 de octubre, ya que una dirigencia opositora y un hábil imperio: como hienas, se encuentran a la espera de cualquier error que cometamos, para convertir algún nutriente revolucionario mal tratado en carroña para su alimento.

¡LLEGÓ LA HORA!

Defendemos nuestras convicciones y nuestras ideas o seremos bagazo de la historia

Por, Martín Guédez

La vanguardia de una Revolución triunfante debe tener un profundo sentido del momento histórico. Debe tener profunda conciencia de los valores éticos de su lucha. Está obligada a discernir con claridad cual es el enemigo, cuáles sus armas y cuáles son las propias.

 El enemigo no tiene debilidades de conciencia. Está claro y jamás se dejará atraer por ofertas revestidas de sus propios valores egoístas. La masa intermedia y confundida, desclasada y manipulada, jamás podrá ser conquistada o atraída a su propio campo de segmento explotado con las “armas melladas” del sistema capitalista.

 Atraerlos sólo por medio de logros y conquistas materiales (carro, neveras, lavadoras, turismo, etc., etc.) es tan frágil como levantar una casa sobre la arena de la playa (¡Libia, Libia, cómo grita en el desierto!) Bastará un ligero cambio en esas condiciones para que vuele –hasta por costumbre- a los brazos de sus amos sempiternos. Ante el éxodo –siempre doloroso, como lo es todo parto- de una sociedad egoísta de milenios a una sociedad amorosa, incógnita y nueva, siempre encontrará razones para acordarse de “las cebollas de Egipto”, siempre tendrá razones suficientes para elegir el retorno a la esclavitud, en cierta forma placentera.

 La conversión al hombre y la mujer nuevos exige de convicciones profundas en la necesidad irrefragable de conquistar el paraíso de la igualdad y la justicia a cualquier costo, aún el de la vida misma, enfrentando poderosas fuerzas en Venezuela y en el mundo. Un pueblo con convicciones firmes no es víctima de las manipulaciones de su enemigo ancestral. Tiene conciencia de quien es el lobo, de cual es su naturaleza, de sus mañas y ardides, y estará siempre dispuesto a defender aquello en lo que cree a cualquier precio.

 Nos vienen tiempos difíciles. Serán tiempos de prueba. O somos “luz del mundo y sal de la tierra” o somos acero templado al fuego, o la molienda inclemente nos conducirá, blandengues y confundidos –como a la caña- a ser bagazo para alimentar a los cochinos.

 Este tiempo, habida cuenta de las lecciones que nos ofrece la historia, es tiempo de firmeza heroica alrededor del líder que encarna y personifica nuestras ideas y esperanzas. No podemos ser el pueblo que –miserablemente engañado- construya un nuevo Gólgota o un nuevo San Pedro Alejandrino. La inmensa capacidad para el engaño del poderoso enemigo no puede volver a confundirnos. Debemos librar el combate desde la pureza de nuestras ideas. Leales hasta el glorioso sacrificio a nuestras convicciones y nuestro líder que las encarna.

 “Dios concede la victoria a la constancia”, ante los mil y un recovecos y propuestas que aparecerán como mala yerba en virtud de la condición de salud del líder, tanto de los tanques de pensamiento de la contra poderosa como de las corrientes reformistas dentro de nuestro propio campo (recordar teorías como las “del hiperliderazgo”, “un necesario paso al costado de Chávez”, “con sólo sólo un líder no podemos”, etc., etc.)  estamos obligados, como nunca y como siempre, a dar la batalla en el campo de nuestras ideas. Estamos obligados a ser, alegre y profundamente, leales a Chávez  “Vacilar es perdernos”, pongamos sin vacilación la piedra angular de la libertad, de la igualdad, de la humanidad, del socialismo y alcanzaremos el largamente esperado triunfo. Sin un milímetro menos:

¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE!

¡CON CHÁVEZ, RESTEADOS  HASTA LA VIDA!

¡VENCEREMOS!

Una campaña de gestión eficiente contra los “Pomagás”.

Nicmer N. Evans
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans
La mejor campaña es la mejor gestión. El que no tiene gestión que mostrar tiene que hacer un mayor esfuerzo por hacer una campaña más extensa, más rimbombante, de muchos más recursos, este es el caso de la oposición, pero también de algunos sectores del proceso revolucionario, en especial en lo regional y local.
En los diversos procesos electorales la tendencia de la estructura burocrática venezolana, en especial en sus estructuras de mando, tienden a minimizar su accionar para abocarse a la campaña electoral, aún más si es presidencial, olvidando las premisas mencionadas al principio de este escrito. Es lamentable que incluso, la gestión gubernamental revolucionaria se paralice con la excusa de su incorporación al proceso de campaña, cuando contrariamente su accionar debería incrementarse en cuando a gestión pública.
Entender la Misión 7-O como una acción aislada de la gestión pública es típico de quienes durante toda una gestión no han hecho eficiente y eficazmente su gestión, y la única manera de figurar en la campaña es haciendo la clásica “campaña burguesa” de publicidad y mercadeo político, sin entender que la revolución bolivariana con su acción permanente genera conciencia, y el incremento de esta conciencia permite tener la ética socialista necesaria para generar una campaña electoral distinta, con el despliegue puerta por puerta de sus principales cuadros políticos acompañados de los liderazgos regionales y locales, sin el temor del rechazo, y con el compromiso autocrítico de la rectificación en los aspectos donde se haya fallado.
Una deuda pública en el 2011de 23,6%; un crecimiento económico del 4% y proyecciones para el 2012 de 4,5%, 147 mil millones de recaudación de impuestos no petroleros en el 2011; incorporación de 2 mil millones de barriles de petróleo a las reservas certificadas (la reserva más grande del mundo); mayor inversión social llegando a 468.618 millones de dólares entre el período 1999-2011, siendo un 60.7% de los ingresos dirigidos a lo social a diferencia del período 1986-1998 donde este porcentaje fue sólo de 36,2; descenso de la pobreza que según la CEPAL actualmente es de 26,7%, siendo la pobreza extrema 7%; La Gran Misión Vivienda Venezuela y las nuevas Misiones Socialistas: En Amor Mayor, Hijos de Venezuela y Saber y Trabajo con asignaciones presupuestarias superiores a los 10 mil millones de bolívares para el 2012; aumento de la matrícula universitaria, ubicándonos en segundo lugar en América Latina, sólo detrás de Cuba, con 2 millones 340 mil estudiantes universitarios; 934.688 computadoras Canaima para los niños en el 2011, acceso a los servicios de salud gratuitos con un incremento de 155%; un Consejo Federal de Gobierno transfiriendo 5 mil millones de bolívares a 8.500 proyectos del Poder Popular; Una CANTV más democrática con 6 millones 321 mil 550 suscriptores de telefonía fija y 14 millones 800 mil suscriptores de telefonía móvil y un servicio de Internet con 835 mil 691 subscriptores, además de producción tecnológica criolla, tales como computadoras VIT, teléfonos “vergatarios”, antenas satelitales, apoyo a la investigación y la innovación; Infocentros; El satélite Simón Bolívar, y pare usted de contar, son algunas de las cosas que hacen campaña real, efectiva y eficiente, más que millones de pendones, pancartas, etc.
Sin embargo, no podemos dejar de lado los errores, que le dan sentido a la solicitud de un nuevo período presidencial, para seguir afianzando el proceso revolucionario y socialista y corregir los mismos. Los logros materiales e indicadores sólo advierten que las condiciones objetivas se incrementan para lograr el fin último: el desarrollo de un modelo socialista de absoluta inclusión, pero aún falta.
Un tema central para no cometer el error de una campaña electoral burguesa es reconocer que la deuda de la transformación del Estado, y la necesaria lucha contra la corrupción de manera concreta es un tema que debe empezar a aplicarse sin excusas, sin dejar de lado que la eficiencia y eficacia con calidad revolucionaria debe cobrar sentido con una gran “movida de mata” en la administración pública, que busque sustituir a una serie de “dirigentes de la administración pública” que al no tener gestión que mostrar, saldrán a desgarrarse las vestiduras en la campaña rumbo al 7-O, seguramente muy “rojos, rojitos” por fuera, pero muy” blancos, blanquitos” por dentro, como el “pomagás”.